EN PRIMERA COMUNIÓN

Por Nibaldo Calvo Buides
Hoy participé en la primera comunión del niño Gabriel.
Con mucho gusto participé en la invitación que me cursaron sus padres, y para mi esto representa todo un acontecimiento, porque en Cuba no suele realizarse esta actividad.
La realidad es que en Cuba existen iglesias y religiones diversas; pero una gran mayoria de la población es atea.
Resultó estupendo ver a un grupo de niños en la iglesia, acompañados de sus padres, escuchando atentos las palabras del PADRE de la iglesia, quien los exhortó a entregarse a DIOS.
Hoy tuve una nueva y bonita experiencia en mi vida.




ACERCA DE LA PRIMERA COMUNIÓN:
La Primera comunión es la celebración católica que conmemora la primera vez que alguno o algunos de sus fieles reciben el sacramento de la Eucaristía.
Generalmente son niños de entre siete y quince años quienes celebran su primera comunión, aunque es posible también para cualquier miembro de la Iglesia Católica, siempre y cuando hayan recibido el bautismo.

Para recibir la primera comunión es necesario pasar por un curso de catequesis. La duración de este curso puede variar, pero dura por lo regular un año. Durante este curso las catequistas o los catequistas enseñan los principales preceptos de la iglesia, así como las oraciones básicas: el Padrenuestro, el Ave María, el Credo y el yo confieso.