EL ORDEN DE BLANCO

Por Nibaldo Calvo Buides
Viví la vida militar. Cuando conclui el grado doce (en Cuba se dice preuniversitario), tuve que pasar 2 años el SERVICIO MILITAR, donde conocí a jefes muy estrictos.
Recuerdo al Teniente Coronel Sergio Blanco, a quien los soldados solian tenerle muchisimo pero muchisimo respeto.
Él tenia un lema que siempre llevaba a flor de labios:
HAY QUE HACER CAMBIOS PARA QUE TODO SE MANTENGA EN ORDEN.
Por eso en ocasiones un dia veia a un soldado haciendo guardia en la entrada principal de la unidad militar, donde imperaba la limpieza y cierta tranquilidad; y a los dos dias este mismo soldado podía encontrarse haciendo guardia monte adentro, donde los mosquitos y el miedo rondaban constantemente.