UN SUEÑO POSIBLE Y CICATRICES

Hoy vi dos filmes excelentes, de esos que te atrapan y no te despegan de la pantalla.
Amigos míos, se los recomiendo, no dejen de verlos.
Primero vi UN SUEÑO POSIBLE.
Es un filme aleccionador, basado en hechos reales, donde sobresale el desempeño de la afamada actriz Sandra Bullock.
Cuenta la historia de Michael Oher, un joven afroamericano sin hogar que es adoptado por los Tuohy, una familia blanca de los suburbios de Estados Unidos que lo ayuda a cumplir con todo su potencial. Al mismo tiempo, la presencia de Oher en la vida de los Tuohy, es un descubrimiento para la propia familia que, gracias a él, empieza a encontrarse con sentimientos muy guardados. incluye en su familia a un chico de color negro, quien necesita el calor de una verdadera familia.
Vivir en ese nuevo entorno, representa para el adolescente, enfrentarse a un conjunto completamente diferente de retos a superar. Ahora lejos de las calles y las pandillas, Oher trabaja duro como deportista y estudiante, y, con la ayuda de sus entrenadores y su familia adoptiva, se convierte en un reconocido jugador profesional de fútbol americano.





El otro filme que vi es CICATRICES

CICATRICES es una nueva película mexicana que aborda el tema de la violencia intrafamiliar, con la que Nora Salinas debuta en la pantalla grande.
La pareja central vive una situación de monotonía y desamor, donde el principal afectado es su pequeño hijo Juliancito, el cual ve a sus padres en una lucha interminable por el trono del hogar. Una historia donde los insultos pasan a los golpes, a la disputa legal, la patria potestad, las demandas y un sin fin de situaciones que complican aún más la relación de ambos y dejando como mensaje que las heridas que se quedan en el corazón tardan más tiempo en sanar que los golpes físicos, y aún cuando esto sucede, siempre queda una huella imborrable.
Algo que llama mucho la atención y tal vez generará controversia es el manejo de la religión dentro de la historia.